Son incontables las investigaciones que se han hecho al rededor de los efectos que tiene el cannabis en personas que sufren depresión y, si bien algunas arrojan que el cannabis prolonga los síntomas de un trastorno depresivo o de ansiedad, hay otras que sostienen que su uso prolongado en la edad adulta puede reducir y hasta eliminar los síntomas de la depresión.

Curiosamente entre los cientos de cannabinoides que contiene la planta de cannabis, encontramos uno que desde hace décadas ha sido estudiado específicamente era tratar síntomas y problemáticas que trae consigo un cuadro depresivo ya sea muy ligero o uno que tenga implicaciones de medias a graves. Este activo es el dronabinol y, en su historial médico, encontramos que ha sido administrado a personas que sufren depresión y ansiedad como suplemento de medicamento (en caso de reacción adversa al fármaco) o en conjunto con el tratamiento farmacológico. En ambos casos, la mayoría de las respuestas han sido positivas.

En un estudio realizado en los años 90’s en Viena, se demostró que el uso de dronabinol en jóvenes  puede mejorar los síntomas depresivos hasta en el 80% de los pacientes. Sin embargo estos estudios no son concluyentes y no son aceptados por la comunidad internacional para tratar la depresión al 100% de esta manera.

FUENTES: https://www.cannabis-med.org/spanish/journal/es_2008_02_2.pdf