A casi un mes del límite de tiempo para emitir una respuesta sobre el decreto de la regulación de la marihuana, el Senado decidió aprobarlo para el uso general de la planta, y aunque esto signifique un gran paso para la legalización del cannabis, se debe de tener en cuenta que aún falta que la Cámara de Diputados revise y apruebe el documento antes del plazo máximo de la legislatura, este próximo 15 de diciembre.

Esta aprobación fue para legalizar la marihuana para su uso recreativo, científico, médico e industrial, sin embargo, también se aprueba el Instituto Mexicano para la Regulación y control del Cannabis, dependencia que será la encargada de emitir las licencias individuales para controlar y regular el cultivo, transformación, venta, investigación y exportación/importación de la hierba. Cabe resaltar que dicho instituto dependerá directamente de la Secretaria de Salud.

Todo esto se dio gracias a que Morena, partido que propuso la regulación, obtuve la mayoría de votos en ambas cámaras, con un resultado total de 107 votos, 82 a favor, 18 en contra y 7 abstenciones. El decreto tiene en su contenido la creación de la ley general para el Diario Oficial de la Nación para la regulación del cannabis, así como la creación del instituto antes mencionado. En su primera ley, el dictamen prevé “mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y aportar a la reducción de la incidencia delictiva vinculada con el narcotráfico”.

Pero llegar hasta este punto no fue fácil, ya que, después de 2 años desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México, este tema está siendo aprobado por las leyes de nuestro país después de sufrir múltiples cambios para su aceptación. Dichos cambios fueron desde permitir únicamente el uso, cultivo y posesión de marihuana para mayores de edad, no sin antes obtener el permiso obtenido por el Instituto Mexicano para la Regulación y control del Cannabis.

También, para la comercialización, el instituto otorgará los permisos a empresas y particulares que condicionen sus puntos de venta en establecimientos autorizados, además, por si fuera poco, la dependencia también regulará los niveles máximos de venta de THC y CBD. Para el sector más afectado por esta regulación, el de ejidos y comunidades agrarias, se les otorgará más de un permiso para poder seguir viviendo del cultivo del Cannabis.

Para ti, ¿Crees que estamos preparados como país para esta nueva ley? ¿Consideras que México dio un paso más hacia el desarrollo?